cuánto cuesta reformar una cocina: cálculo de precio y consejos

La cocina es uno de los espacios que más se suele reforma, y si en algún momento has decidido hacerle algunas remodelaciones a esta estancia de tu hogar, de seguro te han de haber surgido muchas interrogantes.

Es muy probable que la pregunta que más te intrigue sea la de ¿Cuánto cuesta remodelar una cocina? Por tal motivo en el desarrollo de este artículo, encontrarás las herramientas necesarias que te ayudarán a analizar y tomar las mejores decisiones, todo con la finalidad de que realices una buena inversión, y logres hacer lo mejor posible con base en el presupuesto que tengas. 

¿Cuánto cuesta reformar una cocina?

Lo primero que debes establecer antes de comenzar un proyecto como este, es la cantidad de dinero que estás dispuesto a invertir en la reforma de la cocina. Para esto hay que tener claras cuáles son las remodelaciones que se le desea aplicar a dicho espacio, y por supuesto que esta planificación, conllevará a un ahorro en el gasto total.

Uno de los factores que más influye sobre el presupuesto, es el estado actual en el que se encuentre la cocina. Hay que tener presente que este, es uno de los lugares más difíciles para reformar, ya que su remodelación por lo general incluye trabajos de instalaciones sanitarias, revestimientos que evitan la humedad y otros trabajos muy específicos, que otras salas de la casa no ameritan.

A esto súmale los gastos de albañilería, pintura y amueblamiento, siendo este último uno de los puntos que más gastos genera. Si la remodelación conlleva cambios estructurales, eso hará que el presupuesto se eleve, por eso ten siempre en cuenta que cambios deseas realizar, para que puedas calcular un presupuesto base. 

Cómo realizar un presupuesto paso a paso para reformar tu cocina

Aunque todos los proyectos de reforma son distintos, existen ciertos tips muy generales que te pueden ayudar a sacar un presupuesto. Así que si no sabes por donde comenzar, aquí están algunos consejos.

Planifica muy bien el proyecto

Si quieres reformar tu cocina es posible que tengas en mente los cambios que deseas aplicarle. Así que una vez hayas escogido el diseño definitivo, solo tendrás que esbozar a detalle cada uno de los trabajos que serán necesarios para lograr el objetivo.

Escoge los materiales acordes

El tipo de material que vayas a escoger para tu cocina dependerá en gran medida de las necesidades, tus gustos y por supuesto, del presupuesto que hayas fijado. Ten en cuenta que el rango de precios es muy amplio y la calidad de los materiales que elijas, repercutirá sobre el precio final de la obra. 

Lo mejor que puedes hacer es optar por materiales que resulten ser lo suficientemente resistente como para hacer valer tu inversión. Esto además hará que tu cocina permanezca en perfectas condiciones durante más tiempo.

Otra recomendación a la hora de escoger el tipo de material, es que te hagas con uno que sea fácil de limpiar, así no tendrás que gastar tanto tiempo en el aseo de esta estancia.

Calcula un presupuesto base

Realiza mediciones a fin de calcular de cuántos m2 se compone tu cocina, con esto podrás calcular cuanta pintura, porcelana, concreto, amueblado y entre cosas necesitarás.

Luego investiga a cuanto asciende el costo de los materiales que amerita la remodelación e incluye el costo de la mano de obra, eso hará que tu presupuesto sea lo bastante exacto como para que tengas una idea de cuánto necesitas invertir.

Obtén el presupuesto final

Por ultimo lo que queda es ponerte en contacto con la persona o empresa a la que vas a encargar la realización del proyecto. Solicita que te faciliten un presupuesto con la información detallada de todos y cada uno de los trabajos que deseas hacer en tu cocina.

Algunos consejos para ahorrar en la reforma de tu cocina

El mejor consejo que es no busques economizar con baja calidad de materiales o mano de obra que no esté calificada. Esto solo implicará un riesgo que puede convertirse en un costo mayor a largo plazo, todo derivado de una ejecución deficiente o la mala calidad de los insumos. Piensa que el remodelar siempre es más económico que construir nuevamente.

Dale prioridad a la funcionalidad y utilidad

Piensa en el uso que le das a tu cocina y prioriza las zonas que más utilices, eso causará que tu dinero que vea mejor invertido. Un consejo es que inviertas en porcelana solo en la zona donde dedicas a preparar los platillos, en el resto de la cocina puedes aplicar una capa de pintura de buena calidad o que sea lavable.

Otros puntos en lo que es bueno que inviertas son: en una buena cocina, un horno y una campana. Si por el contrario solo utilizarás esta estancia para calentar comida, enfócate en hacer que esta luzca cómoda y no que sea funcional.

Compra solo lo que vayas a utilizar

Posiblemente te veas tentado a adquirir muebles o materiales que te hagan cambiar de idea a último momento, pero si lo que buscas es no excederte del presupuesto, lo mejor es que compres solo lo que vayas a necesitar.

Ahorra con la mano de obra

Un consejo que te puede ayudar, es que a la hora de comprar los materiales, elijas aquellos que sean más livianos y por lo tanto más fáciles de transportar. Eso hará que las horas de trabajo se reduzcan, lo que originará un ahorro en la mano de obra.

Conclusión

Si bien reformar una cocina puede significar un gasto considerable debido a los problemas que esta parte de la casa puede llegar a presentar, la reforma de esta estancia puede hacer que una vivienda se revalorice por encima de su valor inicial. 

Así que utiliza la información antes presentada para lograr conseguir la cocina de tus sueños tomando buenas decisiones en cada etapa de la reforma . Recuerda que es un espacio en el tú y tu familia pasará gran parte de su tiempo.

 

Deja un comentario